martes, 30 de marzo de 2010

Una mano a nuestros artistas

Comienza la Feria Internacional de Artesanías en Córdoba. Más de 700 artesanos de 30 países expondrán sus creaciones artísticas en el Complejo Ferial Córdoba. Uno de ellos, mi amigo Pato Donavet (foto), un excelente escultor local del que recomiendo sus obras en hierro, piedra y madera.

Un plagio necesario y urgente

Honestamente, no tengo la más puta idea de cómo reaccionará este muchacho de la foto cuando se asome a mi blog y se vea reflejado con esa sonrisa tan de Sergio Carreras que, como si fuese la única que existe, la he copiado (sin su ok) de su mismo blog personal. Pero es que esta noche tuve un rapto descomunal de identidad con él, que me olvidé de los atorrantes plagios a los que me sometía. Juro que fue más fuerte mi deseo de mostrarles a ustedes, mis seguidores blogistas, cómo un tipo puede retratar (de la magnífica forma en que Sergio lo hace) lo que seguramente nos pasa a muchos que como yo tiene que opinar sobre el gobierno del matrimonio Kirchner.
Por si no lo conocen, les cuento que es un periodista dolorense que, en sus ratos libres, escribe cosas como éstas en su blog: www.sergiocarreras.blogspot.com con el título "Mis amigos K".
La recomiendo, es un deleite para tratar de entender la complejidad de la política argentina.

Informe sobre la ceguera

Leyendo este interesante descubrimiento científico, pienso en mi padre y en mi querido hermano Miguel diciendo que se me (nos) fueron, entre otras muchas poderosas razones, antes de tiempo. Creo que no los alcanzó un futuro lleno de promesas en términos de una mejor calidad de vida.
Lo recuerdo a papá eligiéndome como su lazarillo para que yo pudiera guiarlo por las calles sin que se tropezara, o del brazo candoroso de mi madre. O a Miguel, con tantas limitaciones visuales en sus últimos años.
Lástima por ellos y por tantos hombres y mujeres que se fueron de este mundo sin saber que la vida está repleta de texturas y colores que, en este nuevo siglo, se impondrán a los caprichos de las tinieblas.

jueves, 25 de marzo de 2010

¿Hasta cuándo?

Voy a partir de una premisa: el celibato no es un dogma, es una disposición eclesial originada unos trece siglos después de la muerte de Jesús en los problemas de propiedad con sacerdotes casados cuyos hijos reclamaban todos los haberes de sus padres al morir éstos, lo que incluía la parroquia.
Es hora ya de que el alcance de esta absurda reglamentación (insisto: no se trata de una verdad revelada) se empiece a discutir en serio en el mismo seno de la Iglesia Católica. Por ejemplo, darle a los curas la libertad de decidir voluntariamente. De lo contrario, los creyentes tendremos que seguir soportando estos escándalos que se multiplican día a día.
Una dolorosa y vergonzosa realidad que la institución más antigua del mundo se obstina en seguir ocultando.

viernes, 12 de marzo de 2010

Ruinas siglo 21



Ustedes me dirán que soy exagerado, que las fotos están trucadas, que nada me cae bien.
Esto es Córdoba, pasados diez años del nuevo milenio: calles intransitables por los pozos y baches, ríos en los barrios por falta de desagues, mugre y suciedad por donde se mire, oscuridad ante la fala de luminarias.
Es tal la decadencia de la ciudad a nivel de servicio municipal, que uno no hace más que dolerse y añorar. Con un presupuesto prácticamente cero para obra pública, una de las principales urbes del país no tiene tiempo para pensarse hacia el futuro.
¿Y qué dicen (o hacen) los dirigentes responsables?
Patética Docta, patética.

jueves, 11 de marzo de 2010

¿De la boca para afuera?

Si hubiese un ranking que midiera el porcentaje de sospechosos en materia penal, Argentina estaría en los primeros lugares. Mal que les pese a muchos, somos inocentes hasta que no se demuestre lo contrario.
En este caso, la sospecha recae sobre un hombre-político lenguaraz, excéntrico y luchador incansable, según él mismo pregona, de la corrupción que nos azota.
Ahora bien, según el artículo del diario Página/12, este señor tendría (dicho en potencial, como se debe) algunos milloncitos depositados en paraísos fiscales. De comprobarse judicialmente, habría mentido su declaración jurada de bienes hecha pública tiempo atrás.
Habrá que esperar unos meses para comprobar si la información es veraz o falsa.
En tanto, muchos mortales argentinos seguirán ganando muchísimo menos, soñando con paraísos reales que les ayude a sobrevivir cada día del mes.

martes, 9 de marzo de 2010

Morir en vacaciones


La tragedia sale a la luz cada vez que el Estado, ese enorme tiburón burocrático al que sostenemos con nuestros magros salarios, mira en la dirección contraria a las urgencias de la gente. Y, en la medida en que su inoperancia no nos toca de cerca, nosotros (los ciudadanos)también nos desentendemos. Como si fuese una bala mortal que ni siquiera nos roza.
El fallecimiento del turista por falta de atención revela que la vida en Córdoba vale poco y nada, y que, de haberse puesto un poquito de voluntad, se hubiese podido evitar. No le exijamos sensibilidad al sector privado que siempre privilegia su costado económico. Sí lo hagamos con los gobiernos de turno que, como en este caso, terminaron trasladando a empleados del Hospital Misericordia por denunciar la grave situación, en lugar de tener camas disponibles para socorrerlo.
El hilo maldito siempre se corta por lo más delgado, con funcionarios que siguen en sus puestos sin que se les mueva un pelo.

miércoles, 3 de marzo de 2010

La belleza de contar historias

He vuelto a escribir y no es casual. Cada vez que un sentimiento fuerte hiere mi corazón, los demonios interiores despiertan a la imaginación y no queda más remedio que sustraerme a los bellos infiernos de la narrativa.
Después de la muerte de mi hermano Miguel, un ser al que amé profundamente (y al que extraño aún más), comencé a exorcizarlos frente a una hoja en blanco de la computadora. Han salido poemas, cuentos y relatos de los más variados. Espero poder publicar algo durante el 2010.
Les dejo uno que escribí sobre fútbol: es el último partido que vio él antes de fallecer.


Sosiego en la red


Su despedida merecía una final a lo grande, donde la belleza del juego se une, extrañamente, al crepúsculo de una vida apasionada. Donde no hay lugar para las miserias que sólo ver rodar una pelota amortiguada en un pie (cual un pez recostado a la mar). Donde el fragor de las tribunas corea un tributo al amor desenfrenado por vivir, de acallar las voces que mutilan las flores del disfrute futbolero. Donde el vuelo del arquero es una estrella que surca el cielo rutilante entre palo y travesaño. Donde un cruce del líbero es el esfuerzo por apropiarse de lo que parece ilusorio. Donde la cintura del wing baila su zigzag hiriendo a su decrépito marcador; de la blasfemia del nueve que dispara su tiro a quemarropa a contrapelo del Juicio Final. Donde el gol es resumen de un camino que valió la pena compartir con los demás, lugar que su corazón ya fatigado eligió para reposar definitivamente en las redes.


Barcelona y Manchester United disputaron la final de la Liga de Campeones en un día gris de mayo. Tan opaco, que el sol dispuso de un réquiem para dar paso a las primeras gotas de dolor, presintiendo que el alma de un ser hermoso se apagaba a miles de kilómetros de Roma. Su agonía digna, valiente, acorralada por la finitud, le dio la oportunidad de acomodarse en su cama para deleite de sus ojos que, como epílogo, verán rodar una pelota de fútbol. Su mirada débil se esfuerza en el regodeo; palpita su cuerpo roído como el durazno otoñal; sus labios sólo disparan tenues melodías; su corazón, abrumado por el cansancio de permanecer, es un bosque escarchado en invierno.

Descubre a su hermano sentado a su alrededor y le imparte una sonrisa de verano.

Así, de a trancos, va resumiendo las estaciones de una vida plena.


El prestigioso club catalán ha ganado absolutamente todo. La luciérnaga reposa sus últimas luces por todos los rincones de la casa.

Miguelito merecía una final a lo grande.